09 enero 2007

Peri stupidus III

Tras investigar el concepto de estúpido habíamos llegado a la conclusión que es más cercano al concepto de necio que poco inteligente.

El estúpido actúa de manera que no sabe algo que debería saber, algo que es de dominio público. De esta manera la fundamentación última de las acciones de un estúpido esta en sus creencias, diferentes a lo que puede considerar como verdaderas por la mayoria de la raza humana.

Aquí entramos en otro asunto, ¿quién nos dice que el estúpido no tiene razón en sus creencias y somos la humanidad entera quien estamos equivocados?
A lo largo de la historia ha quedado de relieve en multitud de ocasiones que la humanidad puede estar equivocada en sus creencias, ¿quién nos dice que no nos estamos equivocando cada vez que tratamos con un estúpido?
Según Hegel, al que cito de rebote porque nunca he tenido ganas de leerlo, la historia se mueve a partir de lo negativo en un proceso dialectico. A cada visión de la realidad predominante en una sociedad se opone algo que lo niega, produciendo una lucha que dará resultado una nueva visión de la realidad. Según Hegel lo razonable persiste en la historia.

Volvamos a los ejemplos del principio... mejor no... pensemos en Copernico, cuando formuló su teoría heliocentrica. Una verdadera estupidez en la época... ¿cómo imaginar a la tierra moviendose alrededor del sol? Sin embargo este tipo de estúpido tenía unas creencias totalmente diferentes a las de la época pero basadas en una observación y análisis metódico, unas creencias que con el tiempo perduraron por ser más razonables.

Retomemos también a nuestros ingleses esperando a las tres de la mañana en la puerta del Marks and Spencer. ¿Estarán estos estúpidos motivados por una creencia basada en una observación y un análisis metódico? Sin duda: NO. La acción de este tipo de estúpidos está basada en valores. Y eso es lo que analizaremos en nuestro siguiente capítulo, la base última de la estúpidez: los valores.

Gracias a Las penas del agente Smith me entere de los Premios Darwin. Esta en inglés, pero darle un vistazo. Premios a la gente que, gracias a que han muerto de una manera estúpida, no ha perpetuado su ADN en la humanidad, haciendo así evolucionar la especie.

3 comentarios:

Agnóstico Apático dijo...

Desconocía estos premios y eso que lo del humor negro a mí me va un rato.

Lo que es cierto es que a muchos de los que la sociedad llama "locos" o "tontos" merecerían algo más de respeto y de atención. La masa también se idiotiza cuando piensa de modo uniforme.

Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.
(DCD)

canichu dijo...

el realmente estúpido es este tipo arreglando su furgoneta... cáspita, qué valor.

pcbcarp dijo...

Discúlpeme, Sr. Gutiérrez, pero no he terminado de entender lo de: "¿quién nos dice que el estúpido no tiene razón en sus creencias y somos la humanidad entera quien estamos equivocados?". ¿sugiere Vd. que sólo hay un estúpido? (¿el de la furgoneta?) ¿o que la mayoría de la humanidad es la que no es estúpida?

En cuanto a lo de los premios Darwin, me parece algo muy sabio; entre otras cosas porque habrá un montón de estúpidos que deberían no propagar su carga genética que, a lo mejor, con tal de ganar un premio, deciden dejarnos.