07 febrero 2007

Leer sin respirar

Miercoles 7 de febrero, tras levantarme a las 6:30 de la mañana para ir al Consulado de España en Amsterdam para entregar la documentación pendiente para la solicitud del programa de profesores visitantes en EEUU (¿cuántas veces he usado ya la palabra "para"?), vuelvo raudo y veloz a trabajar por las saladas autovias holandesas que, a cambio de no encontrar ningún trozo helado, me han dejado el coche hecho unos zorros, llegando con tan sólo 30 minutos de retraso.
Fichamos, encendemos el ordenador, iniciamos la consola de asistencia, la telefónica y la de emails, abrimos mis documentos, abrimos el outlook, abrimos tres ventanas de Internet exporer (una para la base de datos, otra para las interfaces de usuario y otra para la descarga de firmwares). Voy a hacer pipí, lleno la botellina de agua (con agua) y vuelvo a mi asiento. Abro el mozilla con sus tres ventanas, una para el hotmail... ¡Ah! ¡El horror! Han cambiado el firewall.
Afortunadamete ya no soy ese jóven inexperto que se dejaba impresionar por un Commodore 64 y gracias al descubrimiento de ipbounce pudimos al fin acceder a internet, mi placebo laboral.
Entre el escepticismo y indiferencia descubro esto, futuro titular del nada sensacionalista telediario de Antena3 de esta noche: Muere Erika Ortiz, hermana de doña Letizia. Una interrogante me asalta... ¿Quién es Erika Ortiz? ¿Qué ha hecho que le ha convertido en interesante para la opinión pública? Trato de buscar en google un biografía de la susodicha: aquihaytomate, marujeo.com, etc... Siguiendo la máxima particular de que una persona es lo que hace, esta persona no pasaría de normalita, estudió Bellas Artes, trabajaba de decoradora, tenía sus novietes, etc... La única diferencia es que esta persona es hermana de la princesa de Asturias.
Uno es de interés no por lo qué hace sino por con quién está relacionado, está la pauta que nos marca la naturaleza chismosa española, exacerbada por la prensa rosa y telecinco. Mañana habrá tema de conversación en las plazas de abastos de las geografía española.
PD Por lo menos no murió como Michael Kennedy, que encima de no hacer nada de relevancia murió de forma estúpida.

3 comentarios:

canichu dijo...

la tal Erika parece ser nunca quiso ser famosa ni portada de revistas, aunque en más de una ocasión fue presa de la prensa rosa al ser hermana de Letizia Ortiz. Es una lástima. Por eso y por su muerte, porque con aquello de que es asunto privado de la familia Ortiz, como ha anunciado la Casa Real, se oculta que ella probablemente se ha suicidado... a lo que yo me pregunto, ¿por qué? Tenía novio, trabajo y una hija... sus razones pueden ser grandes, y no me meteré en ellas, no la conocía, de hecho sólo supe de su existencia porque salía en los bautizos reales que se anunciaban en los periódicos de noticias políticas, yo no seguía la prensa rosa que la persiguió sin que ella quisiera. Morbo, morbo, morbo... hasta en el día de su muerte... y va su cuñado y su hermana y se ven obrigados a salir ante la prensa para decir que muchas gracias a todos los medios por su interés. Caray, qué páis.

canichu dijo...

(se me traspapeló un par de faltas de ortografía como siempre. lo siento)

Agnóstico Apático dijo...

El sensacionalismo es asqueroso y ha inundado hasta los supuestos medios de comunicación "serios". No debería pasar de darse la noticia, al tratarse de un personaje conocido y punto pelota. Hay verdaderos problemas que merecen la atención de los mass media.