12 abril 2007

Berlín es... ¡la caña!



Hacía tiempo que una ciudad no me impresionaba tanto como Berlín. Berlín tiene el atractivo y belleza, una ciudad jóven pero con mucha historia. Esta ciudad da para bastante más de 36 horas, que fue el tiempo que estuvimos en total en Berlín.


El viaje fue más o menos fácil; desde Eindhoven son siete horas conduciendo como en España (sí vaís como un alemán lo haceis en cuatro horas). Berlín está bastante bien indicado y fue fácil encontrar el hostal, Aletto Youth Hotel, bastante recomendable.

La tarde del sábado paseo por el centro pasando por la Postdamer Platz, con modernos edificios de Renzo Piano, Rafael Moneo, etc...; la Puerta de Branderburgo, toda llena de turistas; la avenida Unter den Linden, que atraviesa por la Universidad de Humboldt y la Catedral de Berlín; hasta llegar a la isla de los museos y de ahí a la Alexander Platz.

El domingo visita al Pergamo Museum, donde se muestran dos joyas de la antigüedad, el altar de Pergamo y la puerta Istar de Babilonia. Ambas construcciones son impresionantes y aparte están muy bien expuestas. Para llegar a la puerta Istar hay que pasar por un pasillo en cuyos laterales se encuentran los mosaicos que decoraban el paseo de acceso, como en la época de Alejandro Magno.

Esa misma tarde visita al Reichstag, donde Norman Foster ha construido una cupula de cristal a la que se puede subir y desde donde se observa toda la ciudad de Berlín. En la base de la cúpula de muestra la historia de este edificio... y en un lateral todavía se puede observar inscripciones en ruso.

El lunes visita a la "Topografía del Terror", una exposición en el solar antaño ocupado por el edificio de las SS donde se muestra, entre otras cosas, como se desarrolló el jucio de Nuremberg. Y con esto y un bizcocho vuelta a casa con parada en Dortmund, que la verdad, bonito, no es.


Lo siento por no poner enlaces a la wikipedia en vez de fotos propias, pero es que nos han vuelto a cortar el internet en casa. En cuanto pueda pongo unas cuantas.

1 comentario:

canichu dijo...

me gustaría visitar berlín.