21 mayo 2007

La máquina de croquetas

Otro de los inventos holandeses que más me impresionaron al llegar fue esto: la máquina de vender croquetas (¿krokettenautomaat?)


Estas máquinas se encuentran, sobre todo, en estaciones de tren y autobuses, en el centro de la ciudad y en los lugares de algarabía juvenil, realizando en esta ultima localización funciones similares a las del kebab grasoso inglés.

El funcionamiento es bien sencillo: nos acercamos a la máquina, introducimos la cantidad requerida (en este caso 1 euro), abrimos la compuerta metálica y recogemos nuestra croqueta.


Dentro de cada máquina de croquetas, hay un duende que continuamente está reponiendo las existencias de la máquina de croquetas. Además de croquetas podemos encontrar Kaassouffle (fritanga de queso), bami (fritanga de noodles) o frikandel (salchicha).

Estaría bien exportar esta idea a España... y en cada estación de cercanías poner una máquina que te sirva un pincho de tortilla y una caña por una cantidad módica, de esta manera podríamos picar algo mientras viajamos en el tren.

Pues nada, un beso.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que recuerdos de mi etapa como vagabundo por Holanda...jeje. Gracias por la información de la librería , ya me he pasado.
ah, estaré en Francia del 23 al 30 por cortesía de Karen...dime si podemos vernos.Un abrazo atlético.

Sr. Gutiérrez dijo...

Nosotros queríamos ir a París este fin de semana, pero no es seguro porque tenemos que arreglar cosas en el curro. Ya te lo diré fijo.
PD Que puta vergüenza de partido.

EL CHICO GRIS dijo...

Que invento!!!

PD: Eso, eso, nada de regalarle la liga al Madrid