02 octubre 2009

Ideas de bombero

Ayer, estaba una vez más abstraido con la barbilla de Jay Leno, cuando de repente, sin avisar, me llamó poderosamente la atención algo que dijo, esta noticia:


Los grupos que han promovido, la ley, entre los que se encuentran la Asociación Nacional del Rifle, sostienen que tienen derecho a poder defenderse de criminales en lugares públicos. Las personas que portan armas tienen derecho de admisión pero no podrán consumir alcohol. En principio la ley iba destinada a restaurantes, pero ha sido ampliada a bares.

Mis padres anonadados tras no poder entrar a un resturante con la navaja de cortar chorizo.

El hecho de que en los bares se sirve alcohol, que es un inhibidor del comportamiento, no parece haber afectado al gobernador (republicano) de Arizona. El derecho a meterle dos tiros al borracho de al lado es inalienable en ese estado.

Recuerde el lector que en Arizona se puede llevar armas en público a la vista, por ejemplo, en el cinturon cuan moderno cowboy. El mismo Obama lo comprobó hace poco cuando dió un discurso sobre la reforma sanitaria en Phoenix.


Extraño concepto de la libertad.

3 comentarios:

TERCIO dijo...

Jaja. No es de extrañarce. Es Arizona. Es el Old West. Y la historia pesa.

Zepezlin dijo...

O sea que puedes venir super mamao de otro garito, entrar con tu pistola en otro, pedir un zumo de guayaba y liarte a tiros con cualquiera...¿que es lo peligroso; el alcohol, quién lo bebe, el arma o quién la lleva?

Un abrazo.ánimo

Sr. Gutiérrez dijo...

Lo peligroso son los ateos y comunistas. Las armas no son peligrosas, es como la cocaina (Torrente dixit).