30 mayo 2010

Goodbye Clarinda

En cinco horas nos recogen para llevarnos al aeropuerto de Omaha, donde iniciaremos nuestro viaje de vuelta a España. Dieciséis horas después, a las cuatro de la tarde del lunes, deberíamos aterrizar en el aeropuerto de Barajas, tras hacer escala en Minneapolis y Amsterdam.

Pero esta vez es un poco diferente porque no nos vamos a pasar el verano, sino definitivamente. La casa donde hemos vivido durante tres años ya está limpia, también mi clase en el instituto, el coche que tenía ya está vendido y hoy vienen a recoger la habitación de Paula. Parece mentira que un pueblo perdido en el suroeste de Iowa vaya a ser una parte importante de mi vida. Vine con dos maletas para viajar y me voy con la familia hecha.

Aparte, este es el sitio donde se ha criado Paula... su habitación, su parque, sus amigos...

Aunque hay que reconocer que esto sigue siendo un pueblo perdido de Iowa, sin mis estudiantes, los mexicanos y el resto de profesores visitantes sólo me habría quedado un años, así que gracias a vosotros por hacerme esta experiencia agradable.

Besos a todos, seguid leyendo este blog y a ver si nos caminos se vuelven a cruzar en Europa.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Guti:

Gracias a ti por haber hecho este blog. Otros, por cosas de la vida, no fuimos a Iowa, pero así es la vida.

¿Qué valoración haces de lo vivido allí desde un punto de vista profesional?
¿Tus clases han servido de algo a aquellos chavales?
¿Aconsejarías la experiencia?

Buen viaje de vuelta a casa.

Un saludo cordial y gracias por el blog.

Ireusa dijo...

Gracias por haber creado este blog, no te imaginas lo que ayuda leer a alguien que está pasando por lo mismo que uno mismo pasará...

Espero que os vaya muy muy bien, en todo. Seguro que esta experiencia la recordais con cariño, y quien sabe, quizás en el futuro queráis repetir.

Un abrazo y por supuesto que seguiré visitando el blog.

EL CHICO GRIS dijo...

Que tengáis buen viaje. Nos tomamos una caña en ná, que ya están las terrazas en plena ebullición.

canichu dijo...

Bienvenido de vuelta a la casa de origen.

Absenta dijo...

Los pelos como escarpias...
Que razón tienes, Guti, siendo pueblitos en medio de la nada los que vivimos y lo importante que son y serán en nuestras vidas. La experiencia vivida, la gente que hemos conocido y en fin, todo, lo recordaremos siempre y lo echaremos de menos.
Espero que sigamos en contacto y podamos vernos pronto, sea en Alcalá, en Hortaleza o donde se pueda!
Un beso muy fuerte a los cuatro y buen viaje.

linóleo dijo...

Que penilla da, dejar atrás estos 3 años de vida tan intensa, en lo vital y en lo laboral, enhorabuena por el blog y por ser como sois, unos soles, ha sido un placer encontrarnos en el Midwest. Os echaremos mucho de menos, que pena no haber podido pasar un poco más de tiempo con vosotros, pero estabamos tan lejos. Mucha suerte familia. Nos volveremos a ver en algún lugar del mundo espero.

Jose Luis

Mariano Lozano dijo...

Mucha suerte en vuestra nueva aventura. Estoy seguro que allá donde vayas dejarás una huella imborrable.

Y muchas gracias por todos estos años compartiendo experiencias. Sin duda me quedo con esto: "Vine con dos maletas para viajar y me voy con la familia hecha".

Tu familia es muy afortunada. Un abrazo desde Seattle y de nuevo, suerte!