28 noviembre 2006

Reflexiones

Llegan momentos en la vida de oficina en la que el aburrimiento y el tedio son soberanos. Gracias a Dios esta internet y su gigantesca fuente de información: periódicos, blogs, viajes, hostales, tetas, culos, etc... Pero incluso hay veces en las que decimos: y ahora... ¿con qué me entretengo?

Gracias a dios me han descubierto los juegos online, un mundo donde todavía no había entrado. En fín, que ahora paso mis horas jugando al tribalwars.net, un juego de estrategia, en donde empiezas con una aldea de mierda y tienes que hacer alianzas y progresos hasta ser el amo del mundo. Que digo yo, que mania en todos los juegos de estrategia de convertirse en el amo del mundo.

También esta noche, como mi ordenador va lento, procederé a formatearlo. Otro paso más hacia mi conversión en friki. Dentro de poco me pondré gafas de pasta o seré uno de esos informáticos con dudosa cultura general.

Por lo que estoy experimentando en estos mundos, la informática es como la industria pesada de hace 50 años. Ahora existen grandes oficinas donde millones de personas se dejan la vista realizando labores repetitivas sin ningún esfuerzo físico durante 8 horas seguidas, al igual que hace 50 años millones de personas se dejaban el físico realizando labores repetitivas de gran esfuerzo físico en fabricas. En fín, los tiempos cambian, pero los currantes que trabajan para ganarse la vida en algo que no les gusta (mileuristas les llaman ahora) siguen igual de alienados y con los mismos trabajos autodestructivos que realizaban nuestros padres. Yo lo veo así.

Jesús Gutiérrez
Soporte Técnico
Linksys - A Division of Cisco Systems, Inc

Jesus.MariaGutierrezRajo@sitel-be.com
www.sitel.com

9 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

tío, instálate linux y déjate de gafas de pasta

canichu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
canichu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
canichu dijo...

algún día debería colgaros un post de las increíbles semejanzas que háy entre un obrero de mediados-finales del siglo XIX y un trabajador de finales-principios del siglo XX al siglo XXI. Curiosamente a mediados del siglo XX no las hay tantas, porque la guerra fria deparó el estado de bienestar que ahora se derrumba con la globalización. Pero en serio, estudiando mi carrera y haciendo trabajos sobre el mundo obrero me di cuenta de que estamos volviendo atrás, salvo que como tú dices ya no trabajamos en fábricas pesadas tanto, sino más en curros así como los que describes, pero sí, es impresionante toda la semejanza que se le puede sacar en vrios

Sr. Gutiérrez dijo...

Yo no queria decir que fueramos hacia atras, sino que estamos donde siempre. Nada cambia.

EL CHICO GRIS dijo...

omnia mutantur, uno nunca se baña en la misma bañera

Sr. Gutiérrez dijo...

Mi compañera de piso si se baña muchas veces en la misma bañera; es así de cerda.

canichu dijo...

bueno tampoco quise expresar que fueramos hacia atrás, cuando se dice en historia que se retrocede o que es cíclica, en realidad todo historiador quiere decir que hay analogías, pero nunca se es igual, cada cierto tiempo. Un saludo caracolero.

pcbcarp dijo...

Los griegos antiguos, que eran muy listos (los ricos, claro) tenían muy clarito que lo que diferencia al hombre libre del esclavo es que el hombre libre no trabaja. Para eso están los esclavos.