14 enero 2007

13 de Enero

Hace cuatro años y un día cogí en Barajas un avión destino Glasgow con escala en Manchester. Había conseguido un plaza en el Servicio Voluntario Europeo y me iba nueve meses a un lugar llamado Bosco Juniors, un centro juvenil en Easterhouse, un barrio marginal en las afueras de Glasgow, a realizar actividades para chavales.
Esta fue la primera vez que fuí a vivir al extranjero, y tras esa experiencia han venido muchas más: otros dos años en Glasgow, uno en Manchester y ahora Eindhoven.
Debería poner una entrada dedicada a Glasgow con multitud de enlaces sobre todo lo que ofrece esa ciudad. De momento os dejo con unas fotos recuerdo de Glasgow, no son precisamente las que queríamuchas pero es que el formato digital y yo nos conocemos desde hace bastante poco tiempo:

1 comentario:

canichu dijo...

selling glasgow by a pound.